Posts Patrocinados en este sitio y Redacción de Textos SEO

Los cortes de cabello que te hacen ver más vieja

Ya hemos hablado acerca de los cortes de pelo que te hacen ver 10 años más joven, pero esta vez es el turno de los que provocan el efecto contrario. Se trata de ciertas formas en el cabello que te envejecen (aunque no seas mayor) e incluso le quitan limpieza y arreglo a tu look. Entérate de cuáles son y checa cómo transformarlos con pequeñas diferencias. 

Capas pronunciadas


Capas pronunciadas

Las capas muy marcadas no solo se han quedado en el pasado, ¡también te hacen ver mayor! Esto se debe a que el cabello luce desarreglado, sin mucho cuidado y con un estilo oldie (no vintage, no te confundas). Si quieres llevar capas sin correr riesgo, apuesta por las que son escaladas y las puntas se esconden entre sí.

Flecos rectos


Flecos rectos

El cabello totalmente lacio y los flequillos rectos que ocupan (casi) toda la frente, no son una opción a la hora de buscar cómo vernos más jóvenes. Las formas angulares endurecen los rasgos del rostro y resaltan las arruguitas o esos signos de la edad que queremos ocultar. Aquí la opción es optar por flecos de lado o de cortina y ondas muy suaves. ¡Tú misma verás la diferencia!

Melena muy larga


Melena muy larga

Despídete para siempre de esas melenas que cruzan el límite del extra-large hair. Si llega por debajo de la cintura, ¡ten por seguro que envejece! ¿La razón? El pelo se ve como si no se hubiera cortado en años (aunque no sea así) y aporta un aspecto totalmente descuidado. Mejor inclínate por el lob, el bob, el pixie o el midi, como el corte de cabello de Kate Middleton que quita años.

Cortes degrafilados


Cortes degrafilados

Nos referimos a aquellos que se degrafilan en varias partes del largo para quitar volumen. Lo que produce esta técnica es más ligereza, pero una melena menos abundante que inconscientemente se traduce como “vieja” o de edad mayor. Además, si la técnica no se hace correctamente, existe la posibilidad de que aparezcan puntas abiertas. ¡Descártalos!

Fuente: Glamour.


Artículo Anterior Artículo Siguiente