Posts Patrocinados en este sitio y Redacción de Textos SEO

Mitos y realidades sobre las extensiones de pestañas

Sabemos que alrededor de las extensiones de pestañas existen muchísimos mitos, muchos de los cuales no sabemos cómo desmentir o verificar. Es por eso que Cosmo se dio a la tarea de encontrar a un profesional. Platicamos con Lena Meluk, fundadora del salón de pestañas Lash Makers en Miami, Florida que nos transmitió todo su conocimiento.

Mitos y realidades sobre las extensiones de pestañas


De origen Ruso, Lena fue de las primeras personas en nuestro continente en tomar un curso profesional sobre aplicación de pestañas en Europa y más de 10 años de experiencia.

 

¿Es verdad que no se pueden lavar?


«Es totalmente falso. Te debes lavar la cara como normalmente lo hacías. Como antes de tener extensiones de pestañas, tu piel juntará sus aceites naturales, la tierra se atorará en tus pestañas, tus células de piel muertas, todo. Es importante quitar todo esto de las pestañas para evitar cualquier problema», revela Meluk (ve a la próxima pregunta para más información).

«Si no te lavas los ojos por dos o tres semanas, tendrás toda una alberca de bacterias viviendo en tus pestañas».

¡Cuidado con las bacterias!

«RECUERDA QUE EL MAQUILLAJE Y LAS EXTENSIONES NO SON AMIGAS» – Lena Meluk
 

¿Es verdad que pueden causar piojos?


«Definitivamente se pueden llegar a presentar problemas dermatológicos como piojos en las pestañas, pero es importante saber que no tiene nada que ver con las extensiones, sino con la higiene del cliente», dice Meluk.

Al parecer, muchas personas se aplican pestañas y se cuidan DEMASIADO, poniendo de lado su higiene. Es decir, no se lavan bien el área, o se ponen maquillaje y no lo retiran correctamente o completamente por «cuidar que no se caigan las pestañas».

«Mucha gente me ha dicho que algunas profesionales les han pedido que no se mojen la cara por 48 horas después de la aplicación. Esto es falso y es malo. Es como si una manicurista te pidiera que no te laves las manos hasta 48 horas después de la aplicación de tus uñas», ejemplifica.

En corto, es importante seguir la misma rutina que seguían antes de las pestañas para evitar cualquier problema de higiene.

Mitos y realidades sobre las extensiones de pestañas


¿Necesito descansar de ellas en algún punto?


Para contestar esta pregunta, Lena nos dijo que hay que tomar en cuenta la calidad de nuestras pestañas. Esto puede depender de cuánto las cuidamos, que tan largas y gruesas son normalmente etc.

«Si además llevas mucho tiempo con extensiones y no dejas que se caigan naturalmente pero por ejemplo, te las arrancas y no están en buenas condiciones, sí deberías tomar un descanso de un par de meses para regenerar», aclara Meluk.

Si este no es el caso y tus pestañas están bien cuidadas, no hay necesidad de descansar. Great lashes all the time! 

¿Realmente lastiman las pestañas naturales?


«Realmente depende, con la aplicación correcta, que una sola extensión de pestañas esté pegada a una sola de tus pestañas lo que pasará será que tu pestaña seguirá su curso natural de vida y se caerá, junto con extensión», explica Meluk.

Nos explica que si el profesional pegó una sola extensión a varias de tus pestañas, lo obvio será que cuando una se caiga, la extensión jalará el resto tirando 3 o 4 pestañas al mismo tiempo.

Si tus pestañas llegan a caerse con todo y folículo, el tamaño de las extensiones o el peso es inadecuado y sí puede llegar a haber daño de mediano plazo.

«Todo tiene que ver con la aplicación y su calidad», agrega Lena.

 

¿Cualquier persona puede usar extensiones de pestañas?


«Absolutamente», dice rápidamente. «Siempre cuando tus pestañas naturales y tu piel esté saludable».

Agrega que solamente no se deben aplicar en personas que tienen ojos secos y que se los tallan mucho o que tienen infecciones en los ojos. Sí, aunque tengas pestañas pequeñas y delgadas, dice que tu profesional debe colocar unas de tamaño adecuado y BOOM.

Fuente: Cosmopolitan. 


Artículo Anterior Artículo Siguiente