Perfil de mujer japonesa, vestida de color blanco, con sombrero en la mano izquierda, frente a una pagoda


La piel de porcelana es clave para las asiáticas. Un rostro sin imperfecciones ni poros abiertos es el epítome de la belleza para las japonesas.

Aunque es bien sabido que no reparan en gastar miles en los últimos avances en materia de belleza y estética, las mujeres niponas no dudan en combinarlo con sus remedios más ancestrales, como colocarse caracoles vivos en el rostro.

Claro, su genética y una dieta equilibrada sin grasas y a base de pescado en combinación con estas técnicas tradicionales da como resultado una piel perfecta.

Como si se tratara de una ceremonia del té, estos rituales de belleza los llevan a cabo como una rutina diaria. Algo parecido al Mienai Oshare, una práctica para sentirse bonita sin que nadie más lo sepa.

Ritual de belleza japonesa paso a paso


Éste es el ritual que las japonesas realizan cada noche, antes de irse a dormir:

  • Las mujeres que desean tener una piel de porcelana hacen una primera limpieza para eliminar el maquillaje y el exceso de grasa.

Para ello masajean el rosro con un producto de base oleosa que retiran con algodón o un tela suave.

  • La segunda limpieza la realizan para eliminar polvo, cristales de sudor e impurezas acuosas.

Utilizan jabón o una espuma para el rostro con el fin de limpiarlo.

  • A la hora de secar, prefieren utilizar papel desechable para evitar la acumulación de bacterias en las toallas. Para secar el rostro lo hacen con pequeños toques o presiones, nunca arrastrando.

  • Una vez que el rostro está libre de contaminantes, utilizan una toalla caliente para abrir los poros; de esta forma preparan a la piel para recibir el tratamiento y mejoran su absorción.

  • La aplicación del tratamiento lo hacen con movimientos suaves y dirigidos, de esta forma evitan que la piel se cuelgue o la estiren innecesariamente.

  • El tónico es clave en los rituales de belleza japonesa para dejar la piel lista para el sérum o crema.

Las niponas prefieren el agua de arroz para tonificar el rostro. Más adelante te compartimos una receta para prepararlo.

  • La primera aplicación del serum la hacen con movimientos circulares de adentro hacia afuera, de esta forma estimulan la circulación.

  • La segunda aplicación la realizan mediante pequeños toques para que el producto penetre en cada poro.

Cómo preparar el tónico de agua de arroz


Ingredientes


  • ½ taza de arroz
  • 1 vaso de agua
  • 1 escurridor o colador

Preparación


  1. Mezcla el agua y el arroz en un recipiente.
  2. Tápalo y déjalo reposar toda la noche.
  3. Cuela y guarda el agua en un frasco en el refrigerador.

Aplicación


Después de tu doble limpieza de rostro, toma un poco de algodón, sumérjelo en el agua de arroz y pásalo por todo tu rostro y cuello dando ligeros toquecitos.
 

¿Cuánto tiempo dura el agua de arroz?


Refrigerado dura dos semanas.

Beneficios del tónico de agua de arroz


  • Contiene inositol, un compuesto orgánico que ayuda a retrasar el envejecimiento.
  • Ayuda a estimular la circulación sanguínea.
  • Aporta vitamina B, que ayuda a regenerar las células de la piel.
  • Hidrata y ayuda a regenerar y reafirmar la piel.
  • Combate las arrugas.
  • Elimina células muertas y reactiva el flujo sanguíneo.
  • Ayuda a unificar el tono de la piel y a eliminar manchas de acné.

Aquí, como todo lo relacionado con las culturas asiáticas, es cuestión de constancia.

Vía: Actitud Fem
Artículo Anterior Artículo Siguiente