Tres botellas de agua de color rojo, rosa y blanco sobre fondo blanco


Vas a salir a correr y tienes ante ti una bebida endulzada de manera artificial y baja en calorías de color claro y otra exactamente igual, pero con un llamativo tono rosa. ¿Cuál eliges?

Si te has quedado con la botella de líquido rosado… ¡Enhorabuena! Has hecho la mejor elección. Y es que, según un nuevo estudio realizado por el Centro de Nutracéuticos de la Universidad de Westminster (Reino Unido), las bebidas rosas pueden aumentar el rendimiento del ejercicio físico un 4,4 % así como la sensación placentera que hace que se disfrute practicándolo e incluso que nos resulte más fácil de ejecutar.

El estudio se ha publicado en la revista Frontiers in Nutrition y se trata del primero que evalúa el efecto del color de la bebida en el rendimiento del ejercicio, algo que bien puede interesar al sector de las bebidas deportivas.

En el experimento los participantes tenían que correr en una cinta durante 30 minutos. La velocidad la elegían ellos mismos con el único requisito de que el ritmo de esfuerzo siempre fuera constante. Durante el ejercicio se les dio bebida rosa endulzada artificialmente y baja en calorías para enjuagarse la boca y la misma, pero de color claro. La rosa solo llevaba colorante alimentario que los investigadores habían añadido. Pues bien, el resultado fue que los participantes corrieron una media de 212 metros más con la bebida rosa, mientras que su velocidad media durante la prueba de ejercicio también aumentó en un 4,4 %. La sensación de placer también creció, lo que significa que disfrutaron más de la actividad.

¿Y por qué el rosa? Los investigadores eligieron este color porque se asocia con la percepción de dulzura y, por tanto, aumenta las expectativas de consumo de azúcar y carbohidratos. Otros experimentos han demostrado que enjuagarse la boca con hidratos de carbono puede mejorar el rendimiento del ejercicio porque se percibe como menos intenso. En este caso, los investigadores querían evaluar si enjuagarse con una bebida rosa que no tuviera ningún estímulo de carbohidratos podría provocar beneficios similares a través de un posible efecto placebo.

En el futuro será necesario investigar más para saber si el efecto placebo propuesto provoca una activación similar en las zonas de recompensa del cerebro que se suelen registrar cuando alguien se enjuaga la boca con una bebida que contiene hidratos de carbono.

Al hablar del estudio, el Dr. Sanjoy Deb, autor del artículo de la Universidad de Westminster, dijo: "La influencia del color en el rendimiento deportivo ha sido objeto de interés con anterioridad, desde su efecto en el equipo de un deportista hasta su impacto en la testosterona y la potencia muscular. Del mismo modo, el papel del color en la gastronomía ha recibido un amplio interés, con investigaciones publicadas sobre cómo las señales visuales o el color pueden afectar a la posterior percepción del sabor al comer y beber.

"Los resultados de nuestro estudio combinan el arte de la gastronomía con la nutrición del rendimiento, ya que la adición de un colorante rosa a una solución endulzada artificialmente no sólo mejoró la percepción del dulzor, sino que también aumentó la sensación de placer, la velocidad de carrera autoseleccionada y la distancia recorrida durante una carrera".

Vía: Muy Interesante
Artículo Anterior Artículo Siguiente